En Matiz hay una amplia variedad de platos creados por la artista cartagenera Leonor Espinosa (ex chef de Claroscuro), que mezcla recetas de todas las cocinas que están presentes en el Trópico de Cáncer, para llegar así a los más exquisitos aromas y sabores. La mayoría son de mar: cazuelas de mariscos con leche de coco, muelas de cangrejo con chile, tiraditos, ñoquis de yuca con mejillones, salmones, langostinos, todos con un toque thai y un toque muy cartagenero. También hay unos buenos pedazos de búfalo, una carne suave y con mucho sabor, madurados en el almizcle del mussaman curry (como el carpaccio), flameados al vino o marinados en pimienta y, no podía faltar la posta negra, por supuesto. La carta tiene unas descripciones algo exageradas en adjetivos, pero es porque de verdad la comida es espectacular.
Si es para impresionar, este es el restaurante indicado. Hay unos vinos buenísimos. Pero no se vaya con la primera loba que encuentre. A este sitio tiene que llevar a la mujer de su vida, la que lo desvela. Lejos del bullicio -pero también cerca por si después quiere fiesta-, en una casa apacible con enredaderas y un jardín interior que sirve de terraza, varios socios con diferentes disciplinas decidieron pedirle a la restauradora francesa Sylvie de Les Monties que adecuara todo para crear un ambiente sobrio y a la vez acogedor que pudiera recibir a lo más selecto de la sociedad bogotana.
Aquí vienen los altos ejecutivos a gestar negocios y se discuten temas políticos de mesa en mesa. Los almuerzos más confidenciales se hacen en un salón VIP, donde hay dispuesto un mueble con todos los souvenirs que se han creado del desaparecido fotógrafo Leo Matiz (todo eso por iniciativa de su hija). Pero si usted no está para temas políticos, porque cada vez que dice que Uribe es "un político más" sus amigos le caen encima como hienas, puede subir al segundo piso, en donde hay dispuestos unos sofás muy cómodos para echar carreta y martinis, porque los de Matiz son especiales: están hechos con bases de infusiones de café, cardamomo, frutos rojos, apio, hierbabuena y hasta chile habanero. Plan chill out y después comida deliciosa.

MATIZ
Abierto de lunes a sábado.
Entrada sugerida: carpaccio de mero con guayaba agria $14.000 (US$5.5)
Plato sugerido: cazuela de frutos de mar en leche de coco, jengibre y pimentón, con arroz de frijolito con coco, $26.000 (US$10)
Entradas: de $10.000 (US$4) a $25.000 (US$10)
Platos fuertes: de $16.000 (US$6) a $39.000 (US$15)
Dirección: Cl 95 #11A-17, Bogotá
Teléfono: 520 2006/03

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.