Por allá entre las brumas de la memoria encuentro que mi compañera sentimental de entonces creyó hallar algún parecido físico entre uno de esos animales míticos de El Bosco en El jardín de las delicias y yo. Un zorro, dijo. Como un zorro, volvió a decir. Y ahí arrancó el apodo y hasta tomó fuerza en esa época, quizás porque había mucho animal en nuestro entorno: 'la Chiva' gruñía como un condenado desde su oficina en Cromos-RTI; Daniel Samper Pizano daba Lora con su Santa Fe y le buscaba un León de mascota hasta que lo consiguió; Santa Fe todavía lamentaba la salida de Manuel Ovejero; Pilar Tafur ya coleccionaba Búhos y Luis Carlos Galán nos soportaba y nos iluminaba desde sus ojos de Gavilán. Así que 'el Zorro' vivió en esas bellas épocas del zanahorio Cream Helado, cuando la inocencia, la amistad y la lealtad eran el nombre del juego. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.