Odio a Bogotá
Por:Mauricio Silva Guzmán
Antes que nada, no podría vivir en otra ciudad diferente a Bogotá, porque Bogotá es eso: la única ciudad del país. CONTINUA>>
   
   
Odio a Cali
Por:Álvaro Bejarano
Los odios y las repugnancias nunca son gratuitos y muchísimo menos para los caleños que, por influencia del magnífico cronista finesecular Alfonso Bonilla Aragón (Bonar), arrastramos una enfermiza fijación edípica respecto a Cali de donde derivan todos nuestros fastidios. CONTINUA>>
   
   
Odio a Manizales
Por:Jaime Andrés Monsalve
Manizales, la Perla del Ruiz, la Ciudad de las ferias en América y, desde hace muy poco, hágame el favor, dizque la Ciudad del Afecto, está erigida a 2.150 metros sobre el nivel del mar, dicen. CONTINUA>>
   
   
Odio a Lorica
Por:David Sánchez Juliao
La Lorica de mis obras -valga aclararlo- poco o nada tiene que ver con aquel mágico rincón en donde un día a las cuatro de la tarde me fue cortado el cordón umbilical. CONTINUA>>
   
   
Odio a Cartagena
Por:Efraim Medina
La última vez que Felipe vio a Cartagena fue en 1984; ese año se fue a estudiar a París y luego consiguió trabajo, se casó con una francesa, tuvo tres hijos y ahora su mayor sueño es traer a su flamante familia y quedarse a vivir para siempre en su añorado corralito de piedra. CONTINUA>>
 
 
Odio a Medellín
Por:Alberto Aguirre
Donde yo administraba justicia en nombre de la República de Colombia y por Autoridad de la Ley, hoy venden condones y calzoncillos. Es esta una ciudad de traficantes: convierten lo sagrado en zoco. CONTINUA>>
 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.