En un ejercicio literario y hasta profético, soho les pidió a sus corresponsales en el más allá, óscar collazos y efraím medina, un bíptico del cielo y el infierno, a donde llegaremos como buenos o malos colombianos consagrados al divino niño.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.