Muchas mujeres aseguran que los zapatos reflejan la personalidad de quien los usa, y tal vez tengan razón. El color, material, diseño y, sobre todo, las huellas que el tiempo haya dejado sobre éstos, pueden ser capaces de delatar a un yuppie, a un desaliñado amante del rock, a un bohemio o a un elegante ejecutivo. Basta observar la evolución del calzado para entender, de alguna forma, los pasos de la humanidad, y saber si estamos en tiempos de crisis o de esplendor. Aunque intentemos disfrazar los nuevos estilos de cuero de culebra, metales y neopreno, siempre volvemos a aquellos diseños que usaron nuestros papás (un ejemplo de ello son los ‘cocacolos’ y las plataformas). Y aunque para muchas personas invertir en zapatos no valga la pena, la verdad es que unos zapatos de buena marca son garantía de una excelente calidad. Estos son algunos consejos prácticos para andar con pies firmes este año:

Informal.
Una completa reinvención de los tenis. La suela, imitación huella, es el elemento protagónico de este diseño. Los cordones se reemplazan por mecanismos de cierre hi–tech, como velcro, stoppers o imanes.

Casual.
Estas botas tienen un aspecto ultraligero con aire retro. El manejo de dos tonos (rojo y negro) es inspirado en los zapatos de deportes nobles (golf, polo, etc.).

 

Para corbata.
Los partidarios de este modelo aprecian el ajuste perfecto que sus hebillas dan al pie. Estos zapatos recuerdan a las sandalias utilizadas por los monjes, por eso son llamados los Monkstrap shoes.

 

Para smoking.
Este es un diseño italiano terminado a mano, clásico para smoking. Tiene una suela adicional, de corcho, que hace más suave el zapato .

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.