(bombero)?

En siete años que llevo trabajando como bombero mi cuerpo ha estado en llamas unas 30 veces. La última vez fue durante un incendio en el centro de Bogotá, el pasado 20 de noviembre. Ese ha sido mi peor susto. No había ventilación, el foco venía del sótano, íbamos en el segundo piso y la temperatura era tan alta, de unos 1.000 grados centígrados, que la radiación nos encendió a todos. Cuando uno se prende siente que la onda de calor se le mete entre la ropa y el quemón es como cuando le salta aceite hirviendo a uno en la mano, pero en todo el cuerpo. Yo estaba ciego, no sabía dónde estaba la llama y no podía gritar, pues con la máscara nadie me iba a escuchar. Salimos corriendo de allí para buscar un espacio aireado con menos temperatura y allí nos apagaron. Si alguna vez llega a verse emvuelto en llamas siga estos breves consejos: ?

1. No se desespere. Cúbrase mejor la cara con las manos o con lo que pueda para evitar quemaduras muy difíciles de tratar.

2. Pida auxilio para que lo cubran con una manta o cualquier tela gruesa que sofoque el fuego. Si le pueden echar agua, mejor.

3. No corra, pues aviva las llamas, pero busque un sitio aireado lejos del incendio.

4. Láncese al suelo y ruede sobre usted mismo para apagarse.

5. No es recomendable usar un extintor de polvo químico, porque le puede generar problemas en las quemaduras.

6. Apagado, échese abundante agua (ojalá fría), no desprenda la ropa adherida, sino cubra las quemaduras con tela limpia.

7. No se eche ninguna sustancia: ni café, ni crema de dientes, ni aceite de cocina, ni mantequilla, ni nada.

8. Vaya a un centro médico para que lo traten con antibióticos, gasas y cremas antibióticas.

Nota: en caso de un incendio llame inmediatamente al 119 y desde el próximo año al 123, que será el número único de emergencia.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.