1. Hay dos tipos de pellizcos: en el pene y en los testículos. Ambos afectan la piel nada más. No se asuste: no es una situación grave ni tiene efectos sobre la micción y la erección.

2. Trate de destrabar la zona afectada jalando en el sentido contrario. Si se complica y le duele más, no insista. La cremallera se agarra a la piel como los dientes de un bóxer.

3. Cúbrase, si siente pudor, y acuda a un servicio de urgencias o a donde un médico de confianza, preferiblemente un urólogo. Mucha gente, por vergüenza, prefiere ocultarlo y dilatar el problema el mayor tiempo posible.

4. La situación se soluciona con una operación corta, ambulatoria, de anestesia local. La parte atrapada se corta con un bisturí o una tijera, generalmente no es más de 1 ó 1,5 cm y se toma un punto de sutura. La parte afectada es liberada con todo y cremallera.

5. Vaya juicioso a los chequeos, pues la zona afectada debe estar en observación durante unos días.

6. Deben aplicarle antibiótico o antiinflamante solo en casos extremos. ?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.