A mí me pasó en la finca de mi novia, con quien llevaba apenas un par de meses. Lo he discutido con amigos y hemos llegado a la conclusión de que estos son los mejores pasos para salir adelante en una situación extrema, de esas en las que el baño carece de ventanas, velas, fósforos y cualquier tipo de ayuda:

1. Ubique de forma discreta el baño social, cierre con seguro y percátese de que el botón no sea de esos que se hunden sin cerrar realmente.

2. Antes que nada: revise que haya papel higiénico. Percátese de que el sanitario suelte bien.

3. Abra el grifo del lavamanos para camuflar los sonidos.

4. Sincronice la caída de los flujos con la soltada de la cisterna: procure que todo caiga directamente al remolino, no al agua en reposo, para evitar malos olores.

5. Antes de volverse a permitir una descarga, espere un rato y por el sonido calcule que el tanque de nuevo está lleno de agua para repetir la operación.

6. Recuerde que más de tres ciclos lo ponen en evidencia porque a todas luces, para los que están fuera del baño, se está demorando más de la cuenta. Es mejor entrar varias veces al baño por pequeños periodos, simulando una cistitis, que una vez por un espacio de tiempo largo.

7. Salga como si no hubiera pasado nada. Está demostrado que la mayoría de personas que han quedado mal en situaciones como e stas lo hacen por la tímida actitud, llena de culpa, que muestran. Actúe con suficiencia e invente algo para irse a su casa.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.