Por donde se vea, parece más un OVNI que cualquier otra cosa. Una nave interplanetaria. Un vehículo lunar. Una maqueta del siglo XXII. Pero no, es un ejercicio cargado de extravagancia de la industria Peugeot para animar el Salón del Automóvil que acaba de cerrar sus puertas en Francfort, Alemania. Bajo el nombre de Moonster, este prototipo fue diseñado por el estudiante yugoeslavo Marko Lukovic (23 años), respondiendo al concurso on–line organizado por Peugeot para que las personas crearan un vehículo que los transportara en el año 2020. El resultado: cerca de dos mil propuestas llegaron de todo el mundo.
Además de los US$4.500 que recibió Marko, los organizadores decidieron que el mejor premio era construir una maqueta que pudiera ser exhibida. Así, se concibió un chasís en una estructura de carbono y se le pidió asesoría a Michelin para que construyera las ruedas en aluminio. En ellas se presentan dibujos inéditos que evocan las huellas dejadas por los astronautas en el suelo lunar.
Sin la menor idea sobre motores o transmisiones, y ni siquiera sobre
órganos mecánicos, el Moonster se presenta como una escultura aerodinámica. Ahora, sólo es cuestión de tiempo para tenerlo al lado de los automóviles que
diariamente inundan las calles de las grandes ciudades.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.