Dime con quién andas

y te diré quién eres. Esa frase me la repetían en mi casa cuando sentían que estaba con malas compañías. Hablar de carnes en un país tan creyente como Colombia no es fácil. Encontramos conocedores de muchos cortes y técnicas, que hacen el reto cada vez más interesante, pero mi cruzada se dirige a descubrir al ganado vacuno, a probar muchas de sus delicias ocultas y a valorar nuestro ganado criado de la forma debida. Además de lograr una excelente calidad en la carne, debemos encontrar los acompañamientos que permitan el equilibrio de nuestro plato, unas papas apropiadas, bien sean a la francesa, saladas, criollas, en puré, al horno, unas ensaladas frescas o unos vegetales a la misma parrilla marinados en aceite de oliva, o unos muy buenos tomates grillados con orégano y albahaca. Además, no debemos olvidar los postres que nos quiten la grasa de la boca y nos permitan disfrutar de un buen final a la hora de comer, los importantes digestivos, como la sambuca, la grappa u otros, que nos van a aliviar la sensación de llenura. Por favor, hay que acompañar esa especial carne asada con el cuidado debido, para que llegue en el término correcto con un muy buen vino, tinto por favor, y si la carne es al carbón, el mejor es el Malbec. Del mismo modo, no debemos dejar de lado entradas a la parrilla, como la morcilla, el chorizo o la longaniza, las cuales se convierten en el complemento perfecto de un buen pedazo de carne.

Para el fin de año sería interesante tener en cuenta lo siguiente si usted es amante de la buena mesa: parrillas con varillas redondas, Industrias Díaz; copas para disfrutar un buen vino, Home Gallery o Carmiña Villegas; para buenos cubiertos, Eurolink y para muy buenas carnes, Alkosto.

Por último, no podríamos dejar de lado el compañero perfecto para las carnes, el buen Malbec argentino. Ahora en Bogotá, y por poco tiempo, tendremos al hermano argentino de los afamados vinos Montes Chilenos, el Kaiken, voz mapuche que designa a una especie de ganso que se encuentra en los dos países cercanos a la Patagonia. Kaiken llega a Colombia con sus líneas Reserva y Ultra, en uvas Cabernet Sauvignon y Malbec, cuidadosamente vinificados por la experiencia de la casa Montes, que hace gala de su calidad y sus productos premiados en las mejores ferias vinícolas del mundo. Nos vemos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.