?



Comenzamos con unas manillas con la bandera de Colombia y día a día procuramos ser más cercanos a nuestra patria y nuestras costumbres. Campañas como la de Colombia es Pasión y la búsqueda de nuestros productos regionales, hasta llegar al desarrollo que se está viviendo hoy en el departamento de Caldas (donde decidieron que, para volverse competitivos en turismo, debían fortalecer su infraestructura de restaurantes y hoteles), son prueba de ello. En Caldas procuran de esta manera prestar un buen servicio, brindar una buena comida, y, de paso, asegurarse de que el negocio sea rentable. Por eso reunieron un equipo muy interesante de expertos encabezados por Leonor Espinosa y personas allegadas al gremio, intentando sacar lo mejor de nuestras raíces y ponerlas en las mesas de nuestros turistas.

Como parte de ese proyecto les doy una versión de la receta del ajiaco santafereño: cocinar 4 pechugas de pollo en 24 a 30 tazas de agua con una cebolla larga, sal y pimienta al gusto. Una vez esté tierno el pollo, se saca de la olla y en el caldo del pollo se procede a agregar 3 libras de papa criolla peladas y cortadas en láminas. A los 5 minutos se agregan 4 libras de papa pastusa peladas y cortadas en láminas y en otros 5 minutos se agregan 2 libras de papa sabanera también cortadas y peladas en láminas. Debe revisarse el caldo hasta que las dos primeras papas estén disueltas. Se agregan 5 mazorcas divididas en dos y previamente cocinadas, y se agrega el pollo una vez deshilachado a la preparación. Cinco minutos antes de servir se agrega un manojo de guascas. El ajiaco debe acompañarse con alcaparras, crema de leche y aguacates, todos ellos a gusto de nuestro invitado. Yo lo acompaño con arroz también.

Otro plato que me recuerda fuertemente a Colombia es el pollo sudado. Mi mamá (otra Leonor) lo hace de la siguiente forma: dos tomates maduros, un diente de ajo y media cebolla cabezona picados finamente se ponen a sofreír en una olla mediana se agregan 4 presas de pierna pernil, se dejan dorar durante tres minutos y se le agrega agua para cubrirlo y sal al gusto. Se deja cocinar a fuego medio durante unos 45 minutos. Después agregue 2 libras de papas pastusas medianas y deje cocinar hasta que las papas estén blandas. Sírvalo acompañado de arroz y una ensalada de tomate, cebolla y lechuga y disfruten lo mejor de nuestras raíces.

Para acompañar la comida yo no dejaría de lado un buen aguardiente Cristal o Néctar, un ron Viejo de Caldas o un muy buen refajo con una cerveza de Bavaria y Colombiana, Kola Hipinto o Freskola.

Creo que no podríamos estar alejados de toda esta corriente de amor a lo nuestro y esta es una manera de expresarnos. Que preparen las recetas y les queden bien.

Y no olviden: revista SoHo, por la libertad de expresión.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.