Ella tiene 24 años, un disco (Código mariposa), canciones que suenan en emisoras de todo el país, un cuerpo envidiable y un sueño: sonar más. Sus canciones, que ella misma compone y en las que trabaja luego con sus músicos, rebotan entre el pop, con fusión dance y rock. Los temas sobre los que escribe van desde el sentimiento de impotencia que afecta a un secuestrado en Colombia (como en Código mariposa) hasta un triángulo amoroso entre dos mujeres y un hombre (Tú, ella y yo).
Aiko tomó su nombre de la hija de una guía turística que conoció en el Japón, muy a sabiendas de que significa "riqueza y pequeño amor". Su carrera musical arrancó en serio después años de escribir poesía, cuando un profesor de guitarra quedó impactado con su talento y le sugirió grabar un disco. Dicho y hecho. Y aunque vive en Miami hace cuatro años, usted se la puede encontrar en cualquier esquina, porque está promoviendo su música en emisoras, revistas y escenarios colombianos.
Nunca sale de casa sin sus CD de No Doubt, Norah Jones y Fiona Apple y dice que compone con su guitarra pero, en estricto sentido, no se considera guitarrista. Sueña con ser telonera de Juanes, tararea sus propias canciones en la ducha (donde deberíamos poner una cámara de SoHo) y no duda que el viernes es su día favorito. Aiko confiesa que tiene una propuesta de la revista Playboy para posar de playmate. No ha dicho que sí. Por lo pronto, está en SoHo.

www.aikomusic.com

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.