"Bee", como la llaman sus amigos, nació en Houston, Texas, hace 22 años y desde que tiene siete canta, canta y canta. A esa edad, aunque parezca increíble, se las ingenió para dar vida con su prima (Kelly Rowland) y una amiga (LaTavia Roberson) a Destiny's Child, el trío que la llevaría a la fama. Dos años después de formar Destiny's, y de haber realizado una serie de pequeñas presentaciones, las "descubrió" la diva del soul Whitney Houston, y de ahí en adelante lo demás es lucrativa historia: contratos, premios Grammy, 28 millones de discos vendidos y hasta un papel protagónico en la película Goldmember, de Austin Powers.
Hace poco Beyoncé tomó distancia de las Destiny's para probar suerte como solista y está promoviendo su sencillo Crazy in love con un video repleto de hot pants, explosiones, camisetas húmedas y coreografías con mucho movimiento de cadera, que es lo de ella.
Nadie sabe si regresará con las Destiny's, pero si estar separada de ellas tiene que ver con su nueva imagen, mejor que siga solista y solita.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.