En la edición de SoHo de agosto apareció en esta misma sección una simpática argentina llamada Magali Montoro, hincha de River Plate. En este octubre, para compensar, tenemos a una apasionada seguidora de Boca Juniors. Su nombre es Cecilia Bonelli y, en honor a la verdad, con esa figura puede ser hincha del equipo que se le dé la gana. Incluso podría no gustarle el fútbol y nosotros no pondríamos problema alguno.
Chechu -así le dicen los más cercanos- navega apenas por sus tiernos 20 años y tiene en su cuerpo su más poderosa arma. Además de pasear sus 170 centímetros por las pasarelas del mundo muy ligera de ropa, practica el hockey sobre hierba. No es raro verla un domingo en la Bombonera, siguiendo un partido de los xeneizes y robándoles de paso el protagonismo a los jugadores. Los asistentes a las tribunas del Alberto J. Armando son sin duda sus más fervientes hinchas.
¿Quiere conocerla mejor? Habla rápido y hasta por los codos, le fascina el color rosado, le tiene miedo a dormir sola, es superconsentida (sobre todo por Ricardo Piñeyro, la agencia de modelos que maneja su carrera), se muere por el arroz con leche y ama la presentación en TV, donde su trayectoria incluye notas internacionales para Lo mejor de Fox Sports y Much Music Argentina. Además, FTV nos la enseña plena en el especial Un día con Cecilia Bonelli en Cusco.
Cuando se va de viaje suele regresar a casa cargada de regalos para su papá, su mamá, sus dos hermanos y, por supuesto, su novio, Felipe Colombo, un actor mexicano radicado en Buenos Aires.


Andrea Serna
Nunca podremos verla en la ducha cantando mientras se enjabona. Primero, porque está casada con Frank Schewerman, uno de los productores del mismo programa que presenta: el Factor X. Segundo, porque no canta en la ducha. Lo hace en el carro o en la sala de su casa y, como típica mujer linda, haciendo dúo con Yuri, Selena o la Romo, pues le encanta la música para planchar. Claro que si pudiera haber elegido ser alguna cantante habría preferido ser Gwen Stefani, caso en el cual nos habríamos perdido de ese tono dorado y de ese cuerpazo de caleña que se manda y que desde hace bastante tiempo nos tiene prendados y acostumbrados a ver presentando la sección de farándula en el noticiero RCN o durante eventos como Miss Universo o los más importantes desfiles de moda como el Milán 2005, tanto sobre las pasarelas como cubriendo todo lo que allí pasa.
Anda en una licencia de cinco meses que le dieron en el noticiero para que se fuera a conducir el reality Factor X. Allá espera demostrar que además de sus atributos físicos y sus dotes en el set es muy buena para tener contacto directo con la gente, para manejar al público y hacer reportería, como se lo exige este nuevo trabajo. Cuando el jurado va eliminando concursantes por no tener el factor X, recuerda cuando en el colegio tuvo un grupo llamado Black Shine con el que imitaban a los New Kids on the Block. Esa habría sido la época para caerle. Ahora nos tocará conformarnos con verla en su reality, en el noticiero cuando regrese o en SoHo como ahora. Esta mujer tiene el factor seXy.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.