Jessica Marie Alba, además de talentosa, es sexy. Y la clave siempre ha estado en su pelo. Este churrito, de apenas veinte años (veintiuno a finales de este mes), supo que quería ser actriz a los cinco. Sin embargo, su carrera no comenzó hasta 1993, en Camp Nowhere, cuando por un golpe de suerte fue escogida por el parecido de su pelo con el de una protagonista que acababa de abandonar el proyecto.

Desde entonces, Alba ha aparecido en todos lados: programas de Nickelodeon (The secret world of Alex Mack), propagandas para Nintendo y J. C. Penny e, incluso, junto a Drew Barrymore en Never been kissed. En 1995 se ganó el papel de Maya en Flipper, y pasó todo el año rodando episodios en Australia. Ahora es la estrella más sexy de la cadena Fox gracias a su papel protagónico (Max Guevara) en la serie Dark angel. Con su herencia franco-mexicano-danesa, la cara de este “angelito” californiano ha logrado grabarse en la memoria de los televidentes alrededor del mundo, a punto tal que es una de las actrices más buscadas en la web. Hoy, luego de haber sido nominada para un Globo de Oro y de estar a punto de casarse con el coprotagonista de su serie, Michel Weatherly (32 años), a Jessica no le importa decir que se lo debe todo a su pelo y no al talento. Porque luego de una cuestión de suerte, son su sensualidad y su carisma los que la han mantenido en vuelo. Solo resta ver qué tan alto aguantarán sus alas.

CIFRAS:

Nació el 28 de abril de 1981 en Pomona, California. Jessica Alba tiene el pelo café oscuro, mide 1.84 mts. de estatura y sus medidas, casi perfectas, son 87-62-87.

En los escasos nueve años de carrera ya ha aparecido en siete películas, en más de ocho series y en varias entre-vistas, shows y comerciales. Haga la cuenta y verá.

El mes pasado, en un concurso de audiencia organizado por la página web Hollywood.com, Jessica quedó de quinta entre los diez personajes más sexys de Hollywood 2002.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.