En la era de la globalización todos hablan de las ventajas comparativas de los países, de esas fortalezas que cada uno tiene frente a otros para competir en el mercado internacional. Juliana Vásquez es un buen ejemplo de eso que tanto buscamos, algo en lo que seamos mejores que el resto. Esta modelo paisa de Stock Models, de 21 años, 1,76 metros de estatura, medidas armónicas (76-60-93) y ojos y pelo negros, deja claro que lo nuestro son las mujeres. No el capital de trabajo, ni la infraestructura, ni la biodiversidad, sino el capital humano femenino, las hembras churras y exitosas. A simple vista se notan los atributos de Juliana y, claro, sus rápidos logros son también prueba de ello. Ha estado en las pasarelas de los más importantes diseñadores (Hernán Zajar, Francesca Miranda, Judy Jazbun, Beatriz Camacho y Amelia Toro) y de las ferias más prestigiosas del país como Colombiamoda, el Círculo de la Moda y Plataforma K. Todo esto, y haber sido la imagen de grandes marcas como Gef, Touché y Lafayette, la convirtieron en una de esas colombianas que saca la cara y, claro, el cuerpo por nosotros en el exterior. En Francia, modela con la agencia Roxane, y el canal FTV también sucumbió a sus encantos y próximamente la veremos en uno de sus programas, al que bautizaron "Un día con Juliana Vásquez". Habrá que pegarse al televisor para acompañarla en ese viaje a Barranquilla que captaron las cámaras de FTV y en el que podremos verla en sus actividades diarias, en el fashion Plataforma K y en una exclusiva producción fotográfica que realizaron en el Castillo de Salgar.



Lindsay Lohan
La época de Britney Spears llegó a su fin, gracias a dios y a Lindsay Lohan. La pelirroja ojiverde parece ser la elegida para enterrar a la rubia ex miembro del club de Mickey Mouse.
Con 19 años y una carrera de modelo que comenzó a los tres -su primera casa fue la agencia Ford-, Lohan es harto conocida para los gringos (ha salido en más de 60 comerciales). Para nosotros, en cambio, es todo un descubrimiento, repleto de gratas curvas y equipado con una voz que ya registra varios hits incluidos en tres bandas sonoras (Freaky friday, Confessions of a teenage drama queen y Princess diaries 2).
Su cara también deja buenos dividendos: por aparecer en la película Lady Luck ganará siete millones y medio de dólares. Una cifra que seguramente le servirá para satisfacer de lejos su afición a la comida china, a las prendas rosadas, a los discos de Billy Joel y Rod Stewart, y al mousse de chocolate.
La prueba reina de que entramos en la era Lohan es su candidez. A la pregunta ¿cuál es su deporte preferido? respondió sin titubear: el baile. Con tal de que nos distensione con su amabilísima y redonda figura no importa si Lohan eleva a disciplina deportiva una simple ida al baño o meterse debajo de las cobijas. Bueno, la verdad con ella puede resultar todo un deporte olímpico.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.