No es fácil ser la hija de Elvis, el "rey del rock and roll". Pero tampoco es que sea muy 'duro' tener fama, millones y apellido. Excepto, claro, en lo que tiene que ver con los medios de comunicación, que han desmenuzado una y otra vez la vida de Lisa Marie Presley, ex mujer de Michael Jackson y, hoy, convertida en cantante. Por eso el nombre de su disco debut mucho tiene que ver con esa respuesta que todos han esperado por años: To whom it may concern (A quien pueda interesar) es una especie de carta abierta para los chismosos que le han hecho la vida imposible y también para sus admiradores. Después de cuatro años preparando este disco al lado de su ex esposo, Danny Keough, Lisa Marie siente que no hay más que esconder: que, a pesar de haber estado de gira con su papá, también era una niña normal que jugaba con su único amigo (un Snoopy con el que todavía duerme) y que, aunque tiene un pavo de mascota y todavía atrasa el reloj para estar con la hora de Tennessee (donde visitaba a Elvis cuando ya estaba en sus últimas), también es madre de dos hijos y tiene una vida como cualquier ser humano. Una vida en la que nunca dejará de escarbar la prensa.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.