A esta belleza argentina de 19 años las cosas simplemente se le dan. Basta con mirarla un segundo para entender por qué tiene el mundo a sus pies. A los 16 años acompañó a una amiga a presentarse a Super M 2002, un programa entre concurso y reality. La vieron, le pidieron el teléfono, la metieron en el cuento, pasó como semifinalista y, claro, lo ganó sobrada.
Era una niña superdotada en todo el sentido de la palabra, pero pese a ello, era la típica mujer que se siente fea: en ese entonces vivía atormentada con sus piernas flacas. Miopía debía tener pues fueron precisamente ellas, en buena medida, las culpables de su éxito en las pasarelas. Participó como modelo en el último video de Cristian Castro, ha realizado importantes campañas gráficas para marcas como UFO y Ricky Sarkany y es una ficha clave en la agencia de Pyñeyro. Si algún día tiene la fortuna de encontrársela puede echar mano del típico recurso de adivinar su signo zodíaco: "Por lo sensible y generosa que pareces es evidente que eres piscis". Será ella la que caiga a sus pies. ¿Será?




J.Lo

No hay muchas como ella en estos predios. La belleza en el mundo, como la plata, está mal distribuida y esta neoyorquina de origen latino, nacida en el setenta, que empezó a los 16 años su carrera artística en la película My little girl y que se hizo famosa por sus actuaciones en el Tren del dinero, My Family y, claro, Selena, es única. Nos toca contentarnos con verla en sus películas junto a George Clooney o Wesley Snipes, inalcanzable y, peor, en las revistas de farándula, casada con Marc Anthony, ¡hágame el favor!
Como si fuera poco, con sus notables atributos físicos e histriónicos, esta mujer no para de vender discos. Con On the 6', J.Lo, J to tha Lo y This is me, then ha vendido más de 35 millones de copias y seguramente el número aumentará ahora que acaba de lanzar Rebirth, un álbum producido por Rich Harrison en el que canta con su marido salsero (recuerden los Grammy. aunque uno preferiría olvidar la escena) y con los raperos Fat Joe y Fabolous. Definitivamente, esta mujer no dejará de torturarnos con sus atractivos. Y un dato por si visita Nueva York y decide probar suerte: tiene dos hermanas, una DJ y la otra maestra. Ahí le queda la tarea.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.