No se sabe si Naty era juiciosa en el colegio, tampoco importa. Lo que sí es conocido es que durante esos años reunía a sus compañeritas para cantarles canciones de La sirenita. La falda de aquellos días fue reemplazada por ropa más sexy (aunque en ocasiones resulta difícil superar un uniforme bien puesto) y los temas de la famosa película animada les dieron cabida a sus propias canciones. En total son doce, por ahora, y están contenidas en su primer disco, Fuego, que tiene un Te quiero mucho como primer sencillo. Y basta por ahora de nombres sugestivos, porque si decimos que Naty tiene fuego y nos quiere mucho, no sabemos en qué tipo de obsesión pueda convertirse esto.

Como buena paisa, no le dio miedo explorar el mundo antes de encontrar su lugar. En París estudió francés y actuación durante dos años; luego, en Nueva York, se matriculó en The School of Visual Arts. Note que sus aptitudes para los idiomas, las artes histriónicas y las visuales fueron moldeadas en academias, no fue así en el caso de la música, que le brota natural por todos los costados. Cinco canciones del disco Devin Dazzle and The Neon Fever, del DJ Felix Da House Cat, son suyas, como también la dirección del video Contacto, de Andrés Cabas. Fuego es el producto de cinco años de trabajo y de una mezcla de ritmos afrolatinos y de hip hop. Como ella misma dice, "como directora, actriz y cantante, quiero proyectar en mis canciones y videos la fuerza de ser una mujer latina, llena de curiosidad y hambre por devorarse el mundo". Con todo respeto y cariño, Naty, somos nosotros quienes quisiéramos devorarte.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.