¿Qué se necesita para ser un buen DJ? Un tornamesa, agujas de sobra, un inmejorable sistema de sonido… y el físico de Niki Belucci. Cambio radical sufrió la vida de esta húngara cuando decidió que ya no quería ser una actriz porno, y que su futuro estaba en el mundo de la música. De pelinegra a rubia, de producciones llamadas Blow Job Fantasies 17 y 2 Kinky 4 U a su disco, 1234, todo un éxito en las discos europeas, y de nombres como Nikki y Foxy a simplemente Niki Belucci.

Con apenas 23 años, Niki tiene el mundo rendido a sus pies. Si tiene talento o no, lo ignoramos, lo que sí sabemos es que parte de su éxito se debe a que hace striptease mientras toca y que termina las fiestas en topless, lo que naturalmente hace las delicias del público asistente, en su mayoría varones.

Su reputación es tal que, hoy por hoy, es la DJ más solicitada en el viejo continente. Hungría, Rusia, Alemania, Austria, Grecia, Italia, España y Polonia saben de ella y sencillamente no pueden dejar de invitarla a que dé conciertos.

Lo mejor del asunto es que la DJ más deseada del planeta escogió a Colombia como punto de partida para su nueva gira, que incluye destinos como México y un sinnúmero de ciudades europeas. Solo descansará hasta febrero de 2007. La rumba de noviembre en Cartagena está a cargo de una húngara que trae locos a los melómanos y que no tiene problema alguno en mostrar sus dotes… como DJ. Niki Belucci, una reina a la que Raimundo no le hubiera dejado poner un pie en el desfile en traje de baño del hotel Hilton.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.