Ya van 22 películas de la serie James Bond, la famosa novela que Ian Flemming empezó a escribir desde los años 50. Y como el que es caballero repite, Hollywood ha vuelto a designar al churro Daniel Craig para interpretar al agente más elegante que ha tenido el espionaje. En Casino Royal vimos a este galán inglés caminando con el torso desnudo y los abdominales al aire en plenas playas mediterráneas; en Quantum of Solace, su más reciente película como James Bond, está más papacito que nunca, con músculos bien desarrollados y con ese acento británico que nos pone a rogar para que sus diálogos sean eternos. Craig está más que bienvenido a espiarnos mientras nos cambiamos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.