Perderse en Bogotá para conocerla en su lado más extravagante, oculto y extraño es lo que propone esta antiguía turística, y es eso lo que pasa cuando uno recorre sus páginas y va descubriendo en sus reseñas y fotos todo lo inimaginable: enanos toreros, purgas colectivas, caminatas sobre carbones ardientes, reinados de drag queens y transformistas, serenatas a un metro de altura, excursiones para ver extraterrestres, piques de tractomulas, mariachis empelotos, cementerios para mascotas, caminatas nudistas y otras más de trescientas rarezas. Una guía para perderse (en cuerpo y alma) que no puede perderse.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.