Cristóbal von Rothkirch
villegas editores
320 páginas
Ojearlo es como caminar de prisa por Bogotá, una centrífuga de colores, texturas, sombras y movimiento. Es mejor detenerse, contemplar cada foto y descubrir lo que, por el afán, no habíamos notado de esta ciudad rica en contrastes: un tigre pintado en un muro atravesando una puerta, la calcomanía de un insecto en una buseta, una momia, un payaso, una zorra, un gordo de Botero, un indigente, un sagrado corazón junto a una torre de energía o la excepcional arquitectura de la Biblioteca Virgilio Barco. Todo eso y más es Bogotá, una ciudad viva que captó en este libro de lujo el prodigioso lente de Cristóbal von Rothkirch, su pluma y la del reconocido poeta Juan Gustavo Cobo Borda.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.