Alfaguara
207 páginas
Manuel Vicent
Vicent tiene nervio poético, capacidad descriptiva, sensibilidad para componer historias que destilan una agridulce melancolía; en esta novela, las vidas de una contrabajista y un profesor separado que hace un trabajo sobre García Lorca se trenzan en una historia de amor, esa sustancia que persiste en la sucesión de cuerpos que conforman nuestra biografía emocional. Dice Vicent: "Si el amor es un fluido único que pasa a través de cuerpos sucesivos, esta historia es un fragmento de río. Desde la oscuridad del placer afloran unas biografías amorosas que se entrecruzan hasta crear un solo caudal, y arrastrada por su corriente furiosa brilla también en el interior de la carne la hoja de navaja como la última forma que adopta el destino".

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.