"La guerra es algo diabólico que victimiza a los inocentes", asegura desde el fondo de su experiencia el chechenio Khassan Baiev, al presentar su libro de experiencias como médico de un hospital en el sangriento conflicto ruso-checheno, guerra en la que, como en todas, contrasta lo difícil de curar a los heridos y lo fácil de disparar y matar desde una trinchera.

En el fondo está el conflicto del médico que realizó su juramento de servicio a la vida y que debe afrontar los límites que le pone la beligerancia armada o dar la espalda a las posturas políticas y cumplir simplemente con la ayuda médica a seres humanos.

Libro fuerte, triste y de esperanza.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.