No es solo que este libro hable de nuestra violencia, pero ya no desde la 'sicariesca' sino desde el lado de la víctima, cosa que casi nunca pasaba; es que en su desgarrada voz que se eleva contra el olvido, Héctor Abad da clases de historia y de literatura al recuperar la vida de su padre, asesinado por los paramilitares en la década de los años 80. Conmovedora hasta las lágrimas, aunque limpia de cualquier propósito de sensiblería, Abad consigue que la historia de su padre sea la de todos nosotros. No es que sea solo un libro excelente: es que es un libro imprescindible.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.