Nathan Glass decide buscar un lugar tranquilo para morir y se encuentra de frente con la vida, con sus posibilidades de redención luego de un cáncer de pulmón, de un matrimonio fallido y de tener que lidiar con una hija amorosa, pero insoportable ("Rachel no es ninguna tonta, pero como digna hija de su madre, raro es el día en que dice algo que no sean lugares comunes: todas esas frases manidas e ideas trilladas que saturan los vertederos del saber contemporáneo"). El retorno viene de la mano de Brooklyn, el lugar donde creció, de su sobrino Tom, ex aspirante a un doctorado en literatura norteamericana, ex taxista y ahora catalogador de tomos raros en una librería de segunda mano regentada por un culto homosexual llamado Harry Brightman, hombre que resultará todo un misterio.
Auster en su estado más puro. Prosa fluida, maravillosas historias paralelas y atractivos personajes, pero también una serie de desconcertantes coincidencias que llevan al lector a pensar si el escritor norteamericano, que ya ha empezado a sonar como candidato al premio Nobel, estará gastando sus últimos cartuchos.
Paul Auster
Anagrama
312 páginas

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.