¿Vale la pena escribir algo sobre Leonidas Trujillo después de La fiesta del Chivo, la apasionante novela de Vargas Llosa sobre el dictador centroamericano? El político y escritor Marino Berigüete cree que sí. Por eso se embarcó en una historia que de buenas a primeras suena algo retorcida. Manuel Tejeda, nieto del doble del dictador, rearma la vida de su abuelo y a través de ella descubre las intrigas de las que participó su pariente. ¿Será que la búsqueda a todas luces de un personaje novedoso estropea una historia de por si espeluznante?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.