Gerardo Rivera
Hombre Nuevo Editores
120 páginas


Este libro es la prueba de que los buenos poetas colombianos no fueron cosa del pasado. La prueba de que Colombia todavía produce poetas grandiosos. La poesía de Rivera es delicada y profunda al mismo tiempo. No tiene nada que pueda desvirtuarla: no es melosa ni prosopopéyica. Es poesía de verdad: poesía pura, sutil, terriblemente humana. Recupera los momentos cotidianos, la lluvia, el paso del tiempo, de una manera en que los hace perdurar. Debería leerse por obligación.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.