El amor ya no vende. Estamos hablando del
amor amor, el que cuando se acaba hace sentir náuseas al ducharse en la mañana, el que cuando recién empieza da terror. Bueno, eso no le importa a Fernando Quiroz. Él le apuesta en su segunda novela a ese amor que explota entre las manos, que le estalla en la cara a un hombre común y corriente. El dueño de una agencia de viajes, acorralado por culpas heredadas y la premonición de una vida cómoda que se resquebraja, termina envuelto en una comedia de enredos que deviene en tragedia. Un valiente asomo literario a las consecuencias inevitables de la infidelidad, justo en el momento en que Occidente se para sobre la tumba de la monogamia.
Fernando Quiroz
Planeta
181 páginas

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.