Murakami se dio a conocer entre los lectores iberoamericanos con su novela Tokio Blues, un lánguido recuerdo de una época despertado en un cuarentón gracias a Norwegian Wood, una canción de los Beatles. Dado su éxito, las otras obras del escritor japonés, escupido por los más ortodoxos profesores de su país y adorado por los jóvenes, han comenzado a desembarcar. Es el caso de esta novela, una especie de thriller empresarial con el toque Murakami de "chico solitario y algo bebedor conoce chica extraña y sensible, esta vez de orejas bonitas". Lo mejor: el oscuro y educado gánster que obliga al protagonista a emprender un viaje en busca de un misterioso carnero marcado con una estrella.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.