Terranía
Ricardo Silva
Editorial Planeta

Ricardo Silva tiene 28 años, dos novelas, un tomo de cuentos y el que probablemente sea uno de los mejores libros de poesía que se hayan escrito últimamente en Colombia: este, esta Terranía que abarca todos los poemas que Silva ha escrito desde que estaba en quinto bachillerato, hasta ahora, cuando evoca a su entrañable amigo Germán Pardo.
Es un libro inolvidable. Acude a formas poéticas tan clásicas como el soneto, forma que maneja con toda la destreza, pero vierte en ese molde versos sucios de cotidianidad, llenos de nuestra vida diaria, incluso con algo de humor. Para la muestra el soneto al Peugeot 306 (Si tuviera un Peugeot de cuartro puertas/ no reconocería mis temores/ nunca se quejarían los motores/ de carreteras rotas o desiertas). Pero más allá de esos gestos de ruptura con la poesía retórica y alambicada, a lo largo de todo este libro está el fondo existencial del poeta verdadero: esas ganas por tratar de entender para qué diablos estamos vivos, la necesidad de escribir para reponerse. Y unos poemas de amor de una altura inalcanzable para muchos de los de su generación.
Y eso, de golpe, es lo más importante de este libro: que con esta antología se convierte en el poeta de su generación. En el hombre que entiende que escribe para soportar el mundo. En el ser humano que entiende, para decirlo en sus palabras, que nuestra única estrategia es la esperanza.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.