Kathy lo recuerda todo. ¿Como no acordarse de Hailsham, el internado donde descubrió el sexo, el amor, las clases de arte, las largas conversaciones, los paseos campiranos, los baños en el lago, y a Ruth y a Tommy?
Kazuo Ishigiro, el escritor inglés nacido en Nagasaki, dueño de una novela con un título y una historia únicos (Lo que queda del día), nos presenta este mundo idílico solo para deslizar una inquietante pesadilla que se suma a las que heredamos de Kafka y Beckett. Una fábula gótica que suelta gota a gota: "Lo que ahora quiero es contar unas cuantas cosas de Ruth, cómo nos conocimos y nos hicimos amigas, cómo fueron nuestros primeros tiempos juntas. Porque últimamente -y cada vez más- estoy conduciendo a través de los campos en una larga tarde, por ejemplo, o tomando café junto al enorme ventanal de una gasolinera de autopista, y me sorprendo una vez más pensando en ella".
Kazuo Ishiguro
Anagrama
255 páginas

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.