"Adriana no durmió en su casa la noche del viernes. Apareció aquel sábado a eso de las doce del mediodía, mientras sus padres tomaban el brunch de los fines de semana en el club. A esa hora se bañó y se pintó los labios de negro, igual que las uñas de las manos y la del dedo meñique del pie izquierdo. El resto de la tarde escuchó a Sammy Davis Junior, a los Beatles, a Marilyn Manson, algo del HC, algo de black metal (.) Un poco después de las cinco, el hermano dejó de oír en su habitación las notas de Minor Threat, una de las bandas DIY (Hazlo tú mismo) y distinguió un ruido de cristales. Adriana quebraba el espejo del armario antiguo. Minutos después se oyó la detonación. El revólver quedó bajo la cama". El cronista colombiano por excelencia recoge en este nuevo libro ocho historias de increíble supervivencia, donde la esperanza se las arregla para renacer cuando todas las señales indicaban que el fin había llegado. Este nuevo trabajo ha sido galardonado con el Premio Planeta de Periodismo 2005.

Germán Castro Caycedo
Editorial Planeta
335 páginas

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.