En el otoño de 1975, Bob Dylan y su Rolling Thunder Revue (mezcla de circo ambulante y cabaret) recorrieron Nueva Inglaterra. En un principio se pensó que el baterista y escritor Sam Shepard hiciera un guión sobre la marcha. En medio del pastilleo lo que salió fue una crónica-diario-bitácora con este tipo de anotaciones: "Esta noche Dylan aparece con una máscara de goma con su cara que encontró en la calle 42. La gente se queda estupefacta. Una especie de susurro de pánico se apodera de todo el local. ¿Ha tenido otro accidente? ¿Cirugía plástica

". Un testimonio delirante en la pluma de un hombre que mató a su propia esposa.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.