Un título muy desafortunado para una novela que se ubica dentro de las obras esenciales de Vargas Llosa. Como si no le bastara Conversación en la catedral, La ciudad y los perros, La tía Julia y el escribidor y La fiesta del Chivo, el señor tiene a bien dejarnos otra historia de primer orden. Esta vez se trata de un amor a través de cuarenta años y varias ciudades (Londres, París, Tokio, Madrid), y los cuerpos de Ricardito y una escurridiza mujer, con varias identidades a cuestas.
Mario Vargas Llosa
Alfaguara
375 páginas

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.