Un pintor que después de un accidente se vuelve ciego al color, un ciego que después de muchos años recupera la vista y se enfrenta a un mundo que no logra descifrar, un cirujano plagado de impresionantes tics producto del síndrome de Tourette que lo habita son apenas tres de las siete vidas que el neurólogo Oliver Sacks relata en Un antropólogo en Marte, uno de los varios libros que ha escrito sobre los extraños caminos que recorren seres humanos con cerebros fuera del rango común. Historias escritas bajo la sombra de esta frase atribuida a William Osler: "No preguntes qué enfermedad tiene una persona, sino a qué persona elige una enfermedad".

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.