Hacer una lista de veinte cosas que hay que hacer antes de morir.

Hacer una lista de todas las personas que amas.

Hacer una lista de todas las personas que te han herido.

Darte cuenta de que muchos de los mismos nombres están en ambas listas.

Perdonar a todos los de la segunda lista con tu corazón de corazones.

Hacer que todos los de la primera lista sepan qué tan importantes son para ti.

Pedirles perdón a todas las personas de las dos listas.

Decirle gracias a cada persona de las dos listas por todo lo que han significado para ti. 

Perdonarte.

Aprender un par de poemas.

Llamar a tus ex amantes y recitarles poemas.

Acercarte a un extraño y decirle cómo son de lindos sus ojos.

Regalar tus libros y tu música.

Abandonar tus viejos rencores.

Ir a la peluquería para que te corten el pelo.

Sonreír sin ninguna razón aparente.

Repetir los puntos del 1 al 9.

Destruir tus listas o, si debes, hacer otra.

Seguir entonando esa melodía que no te acuerdas cómo se llama.

Dejarte ir; dejar a Dios, quienquiera que Dios termine siendo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.