En 1977, yo era el percusionista del Ballet de Sonia Osorio y estaba recién llegado de una gira por Europa. Llegué a Bogotá y empecé a trabajar en diferentes orquestas como la Colombia All Stars con Fruko, Joe Arroyo, y también, fui el director de Los Tupamaros. En 1980, Jimmy Salcedo me llamó para decirme que necesitaban un percusionista para su programa y la orquesta de Jimmy que se llamaba la Onda Tres. Acepté de inmediato, la idea de trabajar en televisión era atractiva y nunca pensé que iba a vivir los mejores años de mi vida.

Un día, todos estábamos mamando gallo en uno de los descansos de las grabaciones y Hernando 'el Culebro' Casanova me vio y no dudó en decirle a Jimmy que yo tenía chispa y talento para el humor. Ahí empezó mi relación con los Recochanboys, una propuesta innovadora dentro de este show musical. Jimmy Salcedo, Hernando Casanova, Claudio Soto y yo fuimos los pioneros de estas escenas de humor que pasaban en El show de Jimmy. En el elenco también estaba el enano Manuel Arias quien, años más tarde, también hizo parte de Musiloquísimos, un programa dedicado en gran parte a los Recochanboys.

Escribíamos los libretos con 'el Culebro', y conformamos una dupla creativa con un buen grado de entendimiento. A mí me decían 'Caimán' y los libretos los firmábamos Caicul, uniendo mi apodo de Caimán con el del Culebro. Muchas de las cosas que escribíamos salían de vivencias que veíamos en la cotidianidad de la sociedad colombiana de la época. También improvisábamos en el set. Una anécdota muy especial que recuerdo fue cuando Jimmy Salcedo se puso a manejar una zorra y él nunca en su vida había hecho eso, tocaba cantar mientras que él estaba montado en la "carroza". En una de esas, él le dio un latigazo al caballo y ese animal salió desbocado con Jimmy a bordo. Casi no lo podemos parar y al pobre Jimmy por poco le da un infarto del susto.

Otra escena que marcó la historia de los Recochanboys fue la parodia que le hicimos a la canción de El higuerón, del Binomio de Oro, nosotros la bautizamos Debajo de mi camión. Incluso, ahora que estuve en los Estados Unidos, la gente la recuerda y vi que la ponían en algunos bares de colombianos. Hoy les puedo decir que el conductor del camión en ese video era el mismo Rafael Orozco.

Fue una época maravillosa, la mejor que he vivido en mi vida al lado de amigos entrañables como Jimmy Salcedo y Hernando Casanova. La pasábamos muy sabroso y éramos un grupo muy unido. A pesar de que se ha dicho que Jimmy era muy jodido por su temperamento, él siempre fue un tipo abierto. Con él siempre me unió una gran amistad, la gente que no lo conocía lo juzgó mal. Extraño esa gran compañía y esa hermosa amistad que tejimos al son de la música y de la risa. Con la enfermedad y muerte de Jimmy, la programadora Do Re Creativa TV se vino a pique y decidí regresar a Cali, ahora trabajo con Guayacán Orquesta y tengo mi propia banda que se llama Willys Band, también soy profesor del conservatorio de Bellas Artes de Cali. Me siento muy orgulloso de haber sido uno de los Recochanboys, y a donde voy me reconocen y me da una alegría inmensa saber que miles de colombianos rieron y rieron y nunca olvidarán a este grupo de humoristas que marcaron unos años únicos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.