La vida da muchas vueltas. En los inicios de la década de los 80 yo asistí a una de las Teletón que organizaba en diciembre Carlos Pinzón y se transmitía en directo por televisión para todo el país, con el fin de reunir fondos para construir y poner en marcha este proyecto que, ante todo, buscaba ayudar a las personas con discapacidad. Yo, en ese momento, era un boy scout y me tocaba colaborar con la logística del evento que durante tantos años vimos en televisión. Recuerdo que ayudé en muchas ocasiones a subir a la gente en silla de ruedas o muletas al escenario. En ese momento, yo era un joven lleno de energía y vida, deportista, bailarín y estaba completamente sano. La vida me cambió en 1989. En un accidente recibí tres disparos en la espalda que comprometieron mi médula ósea, entre las vértebras 9 y 10. Quedé parapléjico y me dijeron que para el resto de mi vida tendría que movilizarme en una silla de ruedas.

Sicológicamente estaba destruido y por eso tuve que acudir a Teletón, para que me ayudaran a superar esta situación. Yo no aceptaba la discapacidad, y reunirme con gente en silla de ruedas era algo que no toleraba.

Elegí Teletón porque era el único lugar para rehabilitarme sicológicamente. Mi proceso fue duro, me trataron los sicólogos de la fundación y en poco tiempo se vieron los progresos.

La atención fue muy buena, todas las personas eran supremamente profesionales y especializadas en lo que yo necesitaba, que era recuperar la confianza y admitir mi realidad para salir adelante.

La verdad, nunca pensé que en la vida tendría que acudir a los servicios de Teletón. Hoy veo que todo lo que la gente aportó y el esfuerzo de esta fundación valieron la pena. Fue una institución que me soltó al mundo y a la parte social. Actualmente trabajo en una empresa que se llama Multienlancey estudio administración informática en la CUN. También creé un grupo de danza para personas con discapacidad y sin ella, que se llama Fundación Artística Colombia sin Límites. La vida sigue y la mía lo hizo gracias a Teletón. Con ellos vivo muy agradecido.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.