Jessica se graduó de diseñadora de interiores hace apenas un año y ya tiene su propio negocio. Se trata de una empresa manufacturera de ropa casual, para hombres y mujeres. Y por eso trabaja mucho: se despierta a las siete de la mañana y, después de alistarse, lleva a su taller los diseños y supervisa que las prendas estén bien hechas y que los estampados queden bien impresos. Luego, le toca atravesarse toda la ciudad para llegar a su almacén, donde atiende a sus clientes y trabaja diseñando más modelos en su computador.

Pero no todo en su vida es trabajo. Cuando puede le dedica tiempo a su mayor hobby, el gimnasio, y realiza sesiones de meditación. Tiene 22 años. Vive con su madre y su hermana mayor. La persona que más admira es su padre, ya fallecido, quien la dejó marcada para siempre. No toma, no fuma, le encanta el sushi y tiene dos Boston Terrier llamados Brenda y Brandon. Siempre estuvo alejada del modelaje a pesar de que recibió muchas propuestas, pero nosotros logramos seducirla para que se destapara por primera vez. Valga decir que cuando toca, Jessica disfruta de la soledad, pero no creemos que tanto como nosotros disfrutamos fotografiándola. Lo hicimos con mucho placer en uno de los restaurantes más lindos de Cali, Lola Sabor Latino, cuyo diseño está inspirado, precisamente, en las mujeres latinas de belleza y gran carácter.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.