Irrumpimos sin previo aviso en el restaurante más famoso de Colombia, "arrestamos" a varias mujeres y escogimos a tres para que fueran el cuerpo y alma —más cuerpo que alma, en realidad— de la sección de modelo no modelo de abril. El veredicto: culpables.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.