En 1903 dos hermanos, William Harley y Arthur Davidson, le dieron vida a una pasión que se distingue por el espíritu de aventura. Harley Davidson es la marca de motocicletas más reconocida, con millones de fieles seguidores que no solo disfrutan del poder de sus motores, sino de su ropa y diversos elementos.

Diana Ortiz es opita, estudia Psicología en la Piloto y, para ganarse el voto de los harlistas que la eligieron como su representante, tuvo que bailar muy bien y demostrar que su espíritu es igual de libre al de los reyes de la carretera cuando ponen a rugir sus poderosas motos.

Ella aún está aprendiendo a manejar una Harley Davidson, por ahora disfruta de los paseos desde el asiento de atrás y está fascinada con la pasión que demuestran los harlistas cuando le ponen el pecho a la brisa.

Por fuera de su actividad como Chica Harley, Diana es más calmada y abre espacio a los planes de ver películas con su novio o preparar un buen plato de camarones.

Con 23 años, 1.70 metros de estatura y un buen recorrido en el modelaje, Diana está gozándose su título de Chica Harley. Nosotros también.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.