Esta bogotana no se ha dado por vencida para sacar adelante sus proyectos. A toda costa quiere ser actriz, y luego de participar en varias novelas y de hacer teatro en nuestro país, Érika empacó maletas hace dos años y se fue a estudiar inglés y actuación a Nueva York.

En la Gran Manzana aprendió a hablar inglés y eso le ha permitido trabajar como hostess de uno de los mejores restaurantes italianos de Manhattan. Pero Broadway está a la vuelta de la esquina y Érika sabe que ese es su destino, incluso ya audicionó para actuar en una de las obras más exitosas del momento: In the Heights.

Nada la ata a nadie en este momento. Érika Márquez vive sola en Nueva York en medio de la tranquilidad de no ser juzgada, ciento por ciento dedicada a su trabajo y alejada de la rumba. En estas fotos, como una gatúbela, quiso demostrar lo que es ahora: una mujer guerrera, sensual y con mucho carácter.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.