Hay que tener cojones en la vida para destaparse en SoHo. Hay que triplicar esos cojones para destaparse cuando se es diseñadora y está por salir la propia y nueva colección de ropa y se está a puertas de un desfile, el 17 de agosto, en Colombiamoda. Johanna Rubiano se la pensó una, dos y hasta tres veces. En su tercer intento logró química con una mujer y gracias a este vínculo SoHo tiene estas perfectas fotos, tomadas por Diana Reyes. Johanna posó evocando sus raíces huilenses a través de las ligeras prendas que, naturalmente, ella misma diseñó. Estudió diseño de modas en Cali, se especializó en Madrid y tiene su propia tienda en la zona T desde 1999. Ella dice que a la gente en Colombia le falta creer en su propio producto, que le falta valorar la calidad de la moda nacional. Sabe que una camisa Gucci fácilmente se puede dañar más rápido que una hecha acá.
Hace unos años, cuando se la llevaron a un superplan de fin de semana a Miami, se dio cuenta de que no importa cuán lujoso es el sitio si no se está junto al tipo indicado. Recuerda ese fin de semana como la peor cita de su vida. Admite ser la de la iniciativa a la hora de proponer planes, claro que está dispuesta a acoplarse si usted le tiene una propuesta más interesante. Ya se mamó del tecno y ahora le parece lo máximo moverse al son de la salsa. Muere por el sushi y dice que sus piernas son su mayor atributo. Nació hace 28 años en Neiva y podría ser competencia de sus propias modelos. ¿O no?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.