María Mónica es un sueño dorado. Despierta nuestra pasión desde que era una jovencita con cetro y corona. Se resiste a dejar de sentirse joven de espíritu, pero reconoce los años que tiene y sabe cómo asumirlos. Y no le pasa como a otras ex reinas, que cuando las ven en la calle la gente dice "fue reina". No. María Mónica sigue siendo una reina y, si todas las mujeres se mantuvieran como ella después de tener dos hijos, nosotros no tendríamos ningún problema en procrear y procrear y procrear (o al menos, ensayar todos los días y a todas horas).
Separada y a sus 36 años, María Mónica dejó atrás la época del reinado y durante un tiempo sacó provecho de su experiencia para preparar reinas. También presentó programas de televisión un tiempo, pero solo hasta hace dos años pudo realizarse en su profesión de diseñadora y lanzó al mercado su propia marca de vestidos de baño, MM. Haga lo que haga, siempre estaremos pendientes de María
Mónica.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.