Primero fue Ecuador y, ahora, la nueva revista internacional de SoHo es Costa Rica, que circula desde el pasado 20 de julio con el respaldo del prestigioso grupo editorial Nación. Para el lanzamiento de SoHo Costa Rica se imprimieron 11.000 ejemplares, que desaparecieron de los supermercados en dos semanas, cero horas, cero segundos. Se anunció la reimpresión para apaciguar las ansias de los lectores que no habían encontrado su SoHo y, al parecer, no habrá devoluciones, de acuerdo con el reporte de las siete provincias de Costa Rica, un registro de ventas nunca antes alcanzado por una revista en ese país.

Paralelo al éxito comercial ha habido toda clase de reacciones, desde las catárticas de quienes agradecen un medio que finalmente remueva el puritanismo cruel que tiene pegada al piso a una nación que podría estar volando, hasta las más conservadoras. A un día del lanzamiento, iniciaron los editoriales de otros medios acusando a la diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), una joven de lengua libre (25 años), que posó sentada en jeans y blusa sin mangas, sobre un escritorio en el salón de los próceres de la patria, para la sección Diafragma. La sorpresa fue que la mujer con más ropa de la revista haya causado el gran escándalo y un fenómeno mediático que marcó un antes y un después en la forma de hacer periodismo en Costa Rica. Marcha muy bien SoHo Costa Rica, que tuvo en portada a Kathryn Arbenz, modelo y, además, nieta del presidente guatemalteco Jacobo Arbenz. Aquí está ella, la primera de muchas mujeres de Costa Rica que serán portada de la nueva SoHo.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.