Esta caraqueña, nacida el 15 de noviembre de 1977, de ojos y pelo azabaches, confirma la bien ganada fama de bellas de las venezolanas. La vimos hace montones de años en Nubeluz, cuando empezó su carrera en la televisión como presentadora. Era un programa para niños, de acuerdo, pero si la veíamos en un zapping, nos quedábamos ahí, pegados a la pantalla y a ella.

Gaby Espino quería ser veterinaria, médica, odontóloga y luego publicista, pero su encanto no pasó desapercibido y terminó dedicada a la actuación. No se equivocó. Es tan popular en Venezuela que los antichavistas gritaban como consigna: "Abajo Chávez, viva Gaby Espino".

Ojo, esta mujer se gasta su temperamento. Hace un tiempo se iba a casar con el modelo Raúl Olivo y lo dejó antes de que fuera demasiado tarde. A nosotros también nos abandonó. En agosto terminó las grabaciones de la novela con Caracol y pese a que le llovieron propuestas para quedarse, decidió tomarse un descanso de los culebrones. Pero hay forma de no desconectarnos de ella: está presentando el programa Lo último en Sony Entertainment y dentro de poco comenzará el rodaje de una película basada en el libro La mujer de mi hermano, de Jaime Bayly. Ah. y está en estas fotos únicas para SoHo. Qué más puede uno pedir.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.