Un personaje femenino creado por el escritor inglés Martin Amis, eso es lo que parece Johana Bahamón. Además de ser joven, muy joven, (23 años), exhibir una piel perfecta, como de metal bruñido, y un precoz inicio laboral (a los 11 años participó en un comercial de Jhonson y Jhonson), la caleña ex Marymount y CESA, tiene una fobia clara y un sueño recurrente. Johana no puede ver un sapo, le causa terror, y como los protagonistas de las historias de Amis o el mismo Amis, sueña con frecuencia que se le caen los dientes. Cualquier manual de interpretación de los sueños asocia la caída de un diente con indefensión y angustia. ¿Por qué el inconsciente de la preciosa Johana Bahamón guarda estos sentimientos? ¿Será porque está soltera y sus pies fríos necesitan compañía en las noches? ¿Acaso no existe alguien capaz de espantar los sapos que se cruzan en la vida de Johana y de conjurar ese maldito sueño? ¿Un hombre que la recoja una vez terminadas las extenuantes jornadas de grabación a las que se somete, que la despierte a las seis de la mañana y le haga desayuno, que le regale zapatos una de sus debilidades, o beba vino hasta que la ropa sobre?
Señores, por favor, a ver si estas fotos los animan.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.