Natalia ganó sin querer queriendo y a distancia. En octubre tenía todo listo para viajar a los Estados Unidos y una amiga le habló del concurso de SoHo. Cualquier niña mayor de 18 años se podía inscribir en nuestra página web, solo era cuestión de enviar sus datos, unas fotos y quedar lista para concursar y aspirar al premio que consistía en salir en SoHo. Con cierto desdén e incredulidad, Natalia autorizó a una amiga para que la inscribiera y se fue para Estados Unidos. Mientras que Natalia disfrutaba de sus vacaciones en La Florida, en SoHo se hacía la preselección de las 20 finalistas del concurso para que los visitantes de nuestra página en Internet votaran para elegir a la ganadora. La tarea no fue fácil, en total se recibieron 500 inscripciones.

Un día su amiga la llamó y le dijo que había clasificado entre las finalistas. Natalia no lo podía creer. Se animó a ganar y de inmediato empezó a operar una cadena de relaciones públicas entre amigos, familiares y desconocidos que votaron masivamente a través de la página para que ella ganara. Su "jefe de campaña" fue su hermano Juan Sebastián, quien recolectó una buena cantidad de votos. En diciembre Natalia se enteró de que había ganado, de inmediato empacó maletas y se vino para Colombia a prepararse para la sesión de fotos en Bogotá. "Tenía miedo de hacer un desnudo, pero las niñas de producción de SoHo me atendieron muy bien y me dieron mucha confianza. Llegué muy prevenida y a los diez minutos ya estaba en topless. Las fotos fueron muy profesionales", recuerda esta pereirana que tiene muy claro el potencial que tiene. Es la ganadora, la modelo que los visitantes a nuestra página eligieron y aquí está. Ella solo espera no defraudarlos. Natalia, es obvio que no.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.